¿QUÉ HACER EN CASO DE NOTAR ALGÚN SÍNTOMA?

Para minimizar las consecuencias de una FA, lo más importante es seguir las recomendaciones de tu médico y seguir el tratamiento anticoagulante establecido.

De esta manera reducirás al máximo el riesgo principal asociado a la FA, el de padecer un ictus.

En caso de sentir que estás comenzando a padecer algunos de los síntomas principales de la FA (tales como taquicardia, palpitaciones, dolor de pecho, etc.), existen diversas técnicas que puedes usar para minimizar los síntomas:

 

Respiración lenta

Una respiración abdominal lenta y focalizada puede ser suficiente para relajarte a ti y a tu corazón. Siéntate tranquilamente y haz una inspiración larga y lenta y aguántala un momento antes de expirar lentamente. Mantén una de tus manos firme pero delicadamente contra tu diafragma (en la parte de debajo de tus costillas) a medida que exhalas.

 

Maniobras vagales

Ciertas maniobras pueden ayudar a tu corazón a volver a un ritmo regular, como beber un vaso de agua fría, toser intencionadamente, o aumentar la presión en la zona abdominal de manera similar a como si evacuaras. Esto es así porque estas acciones provocan una reacción en el nervio vago, un nervio importante que afecta al funcionamiento de tu corazón.

Algunas de estas maniobras puede que no sean apropiadas para ciertos casos de FA, así que asegúrate de comentarlo con tu médico antes de realizarlas.

 

Yoga y ejercicio

Estas dos actividades, realizadas de manera apropiada a tus capacidades y habilidades (y habiendo consultado antes con tu médico), pueden ayudar a parar un episodio de palpitaciones y taquicardia.

 

  1. Healthline. 4 Ways to Stop an Afib Episode. 2020. Disponible en https://www.healthline.com/health/atrial-fibrillation/how-to-stop-episode#breathing

 

DAB1732.01.2021